Facebook Twitter Google +1     Admin

Samuel Beckett y El Innombrable cuántico

20060605093304-gag.jpg

Mireia Valls pasó la tarde del sábado firmando algunos ejemplares del libro, de autoría compartida con Federico González,  Presencia viva de la Cábala en nuestra caseta de la feria. Ella no podía creer mis historias relacionadas con la respuesta del público ante el  nombre de la editorial. Cuando se acercó el primer curioso a preguntar por el innombrable, Mireia sonrió y musitó que era increíble. Cuando a los pocos minutos una señora interfirió en nuestra conversación para realizar una pregunta semejante Mireia quedó estupefacta. Entonces le narré las increíbles aventuras de una editorial que tiene por nombre Libros del Innombrable, en homenaje a El Innombrable de Samuel Beckett, en ferias del libro y otros eventos de diverso calado. Le comenté la ocasión en que un anciano entabló con un servidor un diálogo de una hora, al calor de la caseta en plena tarde tórrida, sobre si el Innombrable era Dios o el diablo, pasando por la figura alquímica de nuestro sello editorial y con la explosión final de enfado del comprador porque uno no aceptaba algunas de las sugerencias que pretendía imponerme.

La feria nunca defrauda porque las experiencias  más insólitas del año anterior siempre se ven superadas por las del siguiente. A veces resulta agotador situarse frentes a tantos rostros de caminantes  que, al final, se desdibujan y te enfrentan con un horizonte inmarcesible de figuras que son sombras.

Ramón Acin fue el primero en saludarnos este año. Fue muy amable y mostró interés por nuestro reciente título ¡Peste de huesos! y otros textos de Silverio Lanza. También se han asomado Antón Castro con su libreta de grafías misteriosas, el poeta José Antonio Conde con el nuevo número de la revista Ágora, Félix Romeo antes de subirse a un tren, Eva de Los portadores de sueños... En su caseta adquirí una magnifica compilación del teatro de Samuel Beckett, por cierto, recién re-parido.

Dos jóvenes al final de la tarde del domingo me preguntaron por Film de Beckett, con las fotos de Buster Keaton, me replicaron por si tenía problemas para entrar en situación. Les indiqué que el texto se incluía en esta nueva edición del teatro del autor de Esperando a Godot. Esos dos jóvenes, pulcramente vestidos de negro, se aproximan con frecuencia y todos los años a nuestra caseta. Suelen curiosear algunos libros con sincero interés. Me pregunto quiénes serán. Y, utilizando mi habitual mecánica de pensamiento, llego a preguntarme por todos esos cuerpos, grávidos e ingrávidos, que se asoman por estos lares. Llego a la única conclusión posible:  todos son producto de mi imaginación y, así mismo, yo lo soy de la de Jorge Luis Borges.

Haciendo honor a nuestra caseta cuántica Alejandro J. Ratia aparece en varios lugares al tiempo y a veces incluso desaparece, ahora firma, ahora se deja firmar. Todo un prodigio.

Isabel a ratos suspira porque preferiría pasarse el día leyendo en la playa. Por mi parte de cuando en cuando me escapo, compro libros y también leo uno subtitulado escritos místicos de físicos cuánticos y relativistas.

05/06/2006 09:33 Raúl Herrero Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

raulherrero

gravatar.comAutor: Deettedync

You certainly deserve a round of applause for your post and more specifically, your blog in general. Very high quality material

Fecha: 05/11/2010 00:14.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
certificado por
GuiaBlog