Facebook Twitter Google +1     Admin

Mentiras y calumnias contra Fernando Arrabal de Nuria Espert ... y silencio avestrúcico

20100511104845-los-dos-verdugos.jpg


 
                   

                                                                por Doctor  Abel  Thyw


                   La actriz Nuria Espert, en sus memorias tituladas ‘De aire y fuego’,  calumnia  al dramaturgo Fernando Arrabal. En las páginas 106 y 107 dice:
                  “En medio de todo aquel follón llegó la puntilla: alguien trajo un ejemplar del ABC donde aparecía la antecrítica de Arrabal (de su obra (‘Los dos verdugos’).”
                  “Al parecer, Arrabal se había arrepentido de autorizar la obra y… cargaba contra nosotros en unos términos que jamás le perdoné, porque nos hicieron un daño terrible...”
                   “En aquel artículo, violentísimo, trataba de desvincularse totalmente del espectáculo, como si le hubiéramos engañado para estrenar a sus espaldas.”
                  Por el contrario Arrabal en su texto   [que se puede consultar en cualquier  Hemeroteca] se deshace en elogios hacia  todos los participantes:  « prodigiosos »,  « admirables », « quijotescos », sin la más mínima restricción o desvinculación.  He aquí ese documento completo del viernes 7 de febrero de 1969 (por cierto última vez que las autoridades del antiguo régimen le permitirán a Fernando Arrabal expresarse) :
                “Cuando Nuria Espert y Armando Moreno vinieron a París a pedirme más piezas (inéditas en España, aunque publicadas por estos mundos en seis tomos) creí que, a pesar del prestigio que tienen, se trataba de una pareja de locos. ¿Podrían eliminar esos insuperables que han hecho que mis obras se interpreten normalmente en los principales teatros del mundo pero nunca ahí?… por fin consiguieron que al menos se autorizaran en Madrid treinta minutos de mi teatro: “Los dos verdugos” –pieza escrita hace trece años, en 1956, en un hospital de los arrabales de París-. En efecto sólo unos admirables y quijotescos locos podían lograr esta ruptura.
                Víctor García –el director de “Los dos verdugos” ha hecho creaciones prodigiosas de mi “Cementerio de automóviles”, tanto en París, en un teatro con butacas giratorias donde la pieza estuvo seis meses en cartel; como en Belgrado, donde obtuvo el primer premio; como en Dijon, donde un enjambre de motos a toda velocidad rodaba en torno a los espectadores; como en Brasil, donde las serpientes vivas y los coches calcinados exaltaron al público y donde el espectáculo acumuló los principales “oscar” de la temporada. Con estas direcciones superó incluso las representaciones de mi “Cementerio de automóviles” en Nueva York (donde bajo la dirección de Joseph H. Dunn, consiguió el premio Oby), o las de La Habana, con Gutkin.
                 La significación de “Los dos verdugos” es clara: sobre un fondo de pesadilla y tortura, dos hijos se oponen entre sí como las dos mitades de una tierra desgarrada. Cuando el fanatismo que encarna a la madre parece triunfar, surge la imagen de un pueblo humillado, pero sólo provisionalmente derrotado por la intolerancia.
                 En la revista que dirijo en París recibo frecuentemente piezas extraordinarias de jóvenes dramaturgos españoles… desconocidos por completo. Gracias a ellas veo que el teatro español de esta época que comenzó con Echegaray y que hoy cuenta con dramaturgos como Picasso, Max Aub, y tantos otros sigue estando en pleno apogeo. A estos autores ‘desconocidos’ dedico este estreno con esperanza y humor. ARRABAL.”
 
                    ¿Qué razón existe para que Nuria Espert invente esta patraña, calumnia  y mentira?   Comparto lo que ha escrito el redactor de “Poésie 1” Jean Marc Debenedetti. Quizás su escrito proponga alguna explicación:   “…Arrabal es  el único  escritor que editó una carta pública a Franco en vida del general.  Muerto el ‘caudillo’, durante un año,  con  Carrillo, Pasionaria, Líster y Campesino formó el quinteto de impedidos de volver “por ser los más peligrosos”.  Durante los últimos años de la dictadura, tenía toda su obra prohibida. Sin militar  (ni siquiera en formaciones anarquistas) fue juzgado y encalabozado en 1967  en la cárcel de Carabanchel. El  padre del dramaturgo fue condenado a muerte  en el primerísimo momento de la guerra civil. El Premio Nobel Vicente Aleixandre   afirmó que, traumatizado por su  infancia,   Arrabal aporta ‘un conocimiento  teñido de una luz moral que está en la materia misma de su arte’…”.  Jean Marc Debenedetti (Rédacteur  de ‘Poésie 1’)
                   Además recordemos que Fernando Arrabal  vive un presente fecundo y universal. España se puede sentir muy  honrada por  el autor del ensayo  ‘Defensa de Kundera’. Nacido en Melilla  (1932) aprendió a leer y escribir en Ciudad Rodrigo. Fue Premio Nacional de “superdotados” a los diez años e hizo sus estudios universitarios en Madrid. Vive ‘desterrado’ (según su expresión) en París desde 1955.  Muerto el  general,  Arrabal  obtiene  los galardones  importantes  del país: novela (Nadal), periodismo (Mariano de Cavia),  teatro (dos premios nacionales y el Max de Honor), el de ensayo (Espasa) etc. Los  premios  Pasolini de cine,  el Manzoni de Poesía o el  Internacional Nabokov de novela los recibirá en el extranjero. Ha dirigido siete largometrajes  “Arrabal  es al cine lo que Rimbaud a la poesía" (P. Bruckberger,  ‘Le Monde’). 
                Colaboró con Andy Warhol, Tristan Tzara, Marcel Duchamp, Allen Ginsberg, Louise Bougeois etc.   Ha pasado tres años en el grupo surrealista. Fundó con Jodorowsky y Topor el ‘grupo pánico’. Es hoy uno de los cinco “trascendentes” elegidos   por el Colegio de Patafísica (con Baudrillard, Umberto Eco, Dario Fo y B. Mandelbrot).  Es el “único superviviente de los tres avatares de la modernidad” (Mel Gussow, The New York Times) . 
                 Nadie es profeta en su tierra… De acuerdo.  ¿Pero puede comprenderse que se que se teja (ante el silencio “avestrúcico”) esta  sarta de calumnias?
 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
certificado por
GuiaBlog