Facebook Twitter Google +1     Admin

La vida del viajante

20080623134812-circe-el-viajante-y-la-maga.jpg

El pasado 19 de junio se presentó la Antología de Federico González en la Librería Alibri de Barcelona. Allí el autor, Francisco Ariza y yo mismo convocamos a un grupo de admiradores, entusiastas y perseguidores de la obra de Federico González, y digo esto a sabiendas de las reminiscencias del cuento “El perseguidor” de Julio Cortázar.

Con motivo del 10º aniversario de Libros del Innombrable la editorial publica tres títulos que engloban las tres grandes corrientes terráqueas y subterráneas que han permanecido inmarcesibles, y por encima de la superficie, al tiempo, durante estos primeros años. El primero de la tríada del festejo ha sido esta Antología de Federico González, al que seguirán otra Antología de Antonio Fernández Molina y Correspondencias de Arrabal (Fernando)-Kundera (Milan). La trilogía se publica en la colección Golpe de dados con un color rojizo, tal vez algo desvaído, que sólo se utilizará en homenajes y actos de semejante calado. Además estos libros especiales incluyen una nota en la primera página donde se explica el motivo de estas ediciones.

María Victoria Espín se ha ocupado de prologar el libro, así como de recabar y profundizar en la obra de Federico González, tanto en la pensada para la enseñanza sistemática, como en los estudios históricos y en la creación “literaria”, aunque el conocimiento del “hermetismo” y la simbología siempre se encuentren presentes en todas las obras del autor.

El autor ha cedido, un privilegio para lectores y hacedores del ejemplar, dos textos inéditos, entre ellos un extenso fragmento de una novela: Defensa del Mönjuic por las donas de Barcelona.

Durante la presentación Francisco Ariza dividió la obra de Federico González en dos apartados diferenciadores y, a su vez, estos dos grandes bloques los dividió hasta llegar a puntear uno a uno los libros y los temas: el simbolismo del tarot, el simbolismo de la rueda, los mitos precolombinos, la cábala, las utopías renacentistas, los símbolos de la masonería, la simbología en el arte…

Federico González sonreía mientras contemplaba la portada de su libro donde aparece su perfil, en posición meditativa, frente a un vaso de agua. Federico dio las gracias a todos: a unos por su presencia, a otros por las palabras y a otros por los trabajos y los días.

Barcelona espera el estreno de lanueva obra de Federico González, reconstruida a partir de su libro En el vientre de la ballena, para la escena titulada En el útero del cosmos.

Tras la sonrisa de Federico recordé a Borges y la cita que Arrabal siempre refiere: “Yo siempre me drogo con generosidad”. La generosidad que distingue al creador-artesano del aupador y martirizador artístico.


Al día siguiente las musas me llevaron hasta Tudela, donde ante personal y clientela de la librería Santos-Ochoa puse en solfa todo el repertorio de poemas, chascarrillos y “hombres lobo”, en el último de los recitales-ceremonia de la temporada.

De pronto, la fiebre del viajante se apoderó de mí. Y deseé adentrarme en las sabrosas y blandas cavernas del mundo, en sos uteros de piedra donde el ser se oculta del otro. Pero recordé, con un golpe de cactús, que en el número 8 de la revista Criaturas Saturnianas han publicado mi pieza La matanza de los inocentes, dedicada a Fernando Arrabal con devoción. Y también pensé en todos “los inocentes” a los que la poesía les cae encima, como si se tratara de una blanda y pesada losa que se lleva con digna inseguridad.

¿Dónde estará el gauchito Gil?, se pregunta Federico González al final de su Antología.

 

ANTOLOGÍA
Autor/es: Federico GONZÁLEZ
Catálogo: Golpe de Dados Libro nº 72 de la colección
Descripción: Edición y selección de María Victoria Espín Dentro de las celebraciones de su 10º aniversario, Libros del Innombrable tiene el gusto de publicar esta Antología de Federico González, de quien la editorial ya ha editado Simbolismo y Arte (2004) y Presencia Viva de la Cábala (2006). Esta selección –que incluye dos textos inéditos: un fragmento de Defensa de Montjuïc por las donas de Barcelona y Nombrando lo Innombrable–, como toda la obra del autor, es una visión de conjunto de las disciplinas esotéricas, especialmente de las occidentales y de su relación entre sí. En ella se manifiesta la unidad de la Vía Simbólica que conforma a la Tradición Hermética y que permite establecer relaciones con todas las expresiones de la Tradición Unánime. El Hermetismo nos instruye acerca de las dos corrientes cósmicas presentes en el caduceo de Hermes, y nos enseña no sólo a no negarlas (en cualquiera de las indefinidas manifestaciones en que se nos presenten) sino a aceptarlas, a conjugarlas. En este sentido la obra de nuestro autor habla con claridad meridiana de esa dualidad y de cómo conciliarla y por sobre todo hace que no olvidemos que la Cosmogonía y la Ontología son soportes de la Metafísica. Es un canto a la Unidad y a la posibilidad de la transmutación, un canto de esperanza y de fe. Para muchos su obra ha sido y es el hilo de Ariadna para salir del laberinto y abandonando la multiplicidad, recrear en sí mismos un estado de amor y comprensión en el que todo es posible.
Fecha de publicación: Mayo 2008
Edición:
ISBN: 978-84-95399-94-6
Precio: 25 €

 

23/06/2008 13:48 Raúl Herrero Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
certificado por
GuiaBlog