Facebook Twitter Google +1     Admin

Entrevista a Fernando Arrabal por Sara Ciria

20081029174122-el-panico.jpg




"Periferias” ¿le va?

O perifollos, Sarita, incluso en femenino.



¿Con caníbales?

Con anorexicos-antropófagos unidos/que jamás serán vencidos.



¿Se ha adelantado a su tiempo?

Gracias a su omnisciencia el Dios Pan puso los principios antes de los finales, doña Sara.



¿Qué le llevó a crear con Topor y Jodorowsky el pánico?

Se me ocurrió de niño al ganar el concurso de superdotados. Hubieran debido congelarme.



¿Sigue siendo válido el espíritu originario de esta formación en los tiempos que vivimos?

Daría cualquier cosa porque no me hubiera hecho esta pregunta Señora Ciria ¿Cuánto quiere en metálico?



¿Si Cervantes hubiera sido pánico…

¿Hubiera terminado su obra “La confusa”?



¿Qué le parece la edición de ‘La cocina caníbal’ realizada por Tropo Editores?

Comestible como Gaudí, y gastronómica como el esperanto de los paladares.



¿“El hombre es el mejor alimento del hombre”?

Eso dijo Topor en su cocina. Ya que no hay que confundir el futuro del pánico con la historia del pánico



¿En qué se centró a la hora de prologar el libro?

En el lema “Desabrocha tu uniforme; hay otro debajo ¡carajo!”



¿Dijo “Hasta cuándo”?

Dejo la lengua de trapo para la tropa de vacas sagradas con el rabo entre
las piernas



Su nombre se asocia con moción irreverente.

La moción (y la micción) mata y remata a la emoción.



¿Qué personaje histórico le gusta?

Todas mis respuestas están sujetas a mi circunstancia: mañana podrían ser muy diferentes.



Un periodo que le hubiera gustado vivir:

Todos podemos teorizar sobre la parte más maldita de los terráqueos, porque todos formamos parte de la maldición.



¿De que se arrepiente?

De tantas cosas. Por ejemplo de no haber abrazado las matemáticas cuando me lo recomendó el tribunal de mi premio en 1941.



¿Qué es la felicidad?

Si existiera ¿habría mejor calidad para alcanzarla que la generosidad sexual, en especial la pánicamente sádica o la geriátricamente casta?



¿Le sorprendió la acogida internacional de su “Carta a Franco” (1972), evidentemente prohibida en vida del dictador como toda su obra?

Las sabandijas cuando enferman no se meten en la cama.



¿Qué podría justificar la mentira?

Nada. Es una componenda inútil con la ira centrípeta de uno mismo. El cíclope ciego se distingue mal del tuerto.



Si tuviera poder ilimitado ¿Qué es lo primero que haría?

Limitarlo, por lo menos. Vivimos tiempos de miopía en que matar por placer parece peor que hacerlo por ideal.



¿Cómo le gustaría morir?

Durmiendo en plena levitación con Louise-Michel.
Que un camello pase por el ojo de una aguja es menos infrecuente que encontrar al camellero que trató de hacerlo.



¿Ha reinventado la provocación como escribió Village Voice?

La provocación es infantil, centrípeta y aleatoria.



¿Por qué le acusaron de provocador las lumbreras del Ministerio de Información y Turismo de Franco?

Con esta coartada trataron de justificar que el dramaturgo más representado fuera entonces prohibido en España. Cosas más peregrinas se oyeron y se oirán. Los antropófagos diabéticos no comen fabricantes de azucarillos.



¿Cree que el hecho de que el antiguo régimen prohibiese su obra es, mirado desde la distancia, un honor?

Fue el único que podía otorgarme “sin mancillarme” como se decía entonces. Los chimpancés con sotana son quienes mejor pronuncian discursos.



Jodorowsky, Topor y usted ¿cuando fundaron el Movimiento Pánico imaginaron su porvenir?

Todo lo que yo pueda decir de la vigencia del movimiento tendría aún menos trascendencia que lo que opinó el ministro Ucelay de Picasso en 1937. Que los rinocerontes canten, es de por sí bastante molesto, pero lo insoportable es que vuelen.



Jorris escribió que usted es el último superviviente de los tres grupos de la llamada modernidad, pánico, surrealismo y el colegio patafísico ¿Qué opina?

En el grupo surrealista tan sólo estuve (pero con presencia diaria) tres años. Ni siquiera ni mil años ni mil días.



¿Políticamente que era entonces este grupo?

Como lo fue siempre: el ala cultural del partido comunista trotskista.



¿Artísticamente?

Lo formaba el corro de rebeldes más espeluznante y genial de aquel momento.



¿Y ustedes tres?

A nosotros tres nos consideraron los espeluznantes de los espeluznantes. Por puro autismo.



Se pretende que es un adepto de la confusión.

Todo lo contrario: soy casi fanático de la exactitud, del ajedrez y de la ciencia. Lea trece de mis textos en Libros del innombrable”.



¿El hombre pánico…

Incluso su pene, doña Sara, observa con pena el eterno triunfo de la confusión.



El Colegio de Patafisica que define al omnipresente universo de las excepciones. ¿por qué le nombró “trascendente sátrapa”?

Injustamente, se habla menos de los miles de miembros que hoy forman el Colegio de Patafisica, que de los cinco trascendentes sátrapas aún en vida (Umberto Eco, Barry Flanagan, Dario Fo, Edoardo Sanguineti y yo) desgraciadamente acaba de ocultarse (fallecer, “vulgaris”) Baudrillard. Y años antes los irremplazables Marcel Duchamp, Max Ernest, Ionesco, Man Ray y Topor. Excepcionales todos y ajedrecistas obviamente. [Corte mi respuesta, Sarita, me salió demasiado larga]



¿Cuál es su via?

Las golondrinas melillenses y los condores peruanos ignoran la manía demente de ir siempre en línea recta.



¿Cree que Cervantes se enorgulleció desde el más allá cuando usted abofeteó a un presentador francés de TV francesa por tratar irrespetuosamente el nombre del autor?

Cervantes tenía demasiado humor (y cachondeo) como para no apreciar mi reacción.



¿Es anarquista?

Recuerde la réplica politica de Sancho, amada Sara "Ni quito ni pongo rey sino que me sirvo a mí que soy mi señor".



¿Por qué le estrenan tanto jóvenes compañías como he visto en arrabal.org?

El porcentaje de jóvenes compañías (o de ‘teatros consagrados’) a los que les importan mis obras (o a las que les importa un comino todo lo que haya podido escribir) hasta el punto de representarlas es misteriosamente semejante hoy en Vitigudino y en las antípodas.



¿Cuáles son sus obras mas representadas?

Las elegidas (y las desechadas) son las mismas siempre.



¿Por que gusta?

Por buen gusto o por gustirrín ¿Puede darme un beso a tornillo, señora Ciria?



Es usted tan especial

Sorprende por ello que mi ‘circunstancia’, familiar sólo para mí, pueda serlo igualmente para un joven director de Toledo o de Toledo (USA).



Tras los tiempos de penitencias obscurantistas ¿atravesamos los senderos de las mistificaciones luminosas?

Me acostumbré durante decenas de años a la hostilidad casi paranoica del antiguo régimen.



¿Y a la obstinación de su censura?

Desde luego se encabezonaron no por militar yo pues nunca milité en nada) en la misma formación de los otros cuatro prohibidos por “peligrosísimos” hasta un año después de la muerte del general: Líster, Carrillo, Pasionaria y ‘El campesino’.



¿Por qué tanta saña?


Si dos puerco-espines se cruzan tiene prioridad el de más espinas.



A los teatros decimonónicos internacionales, ha escrito Esslin, les asusta su teatro ¿es cierto?

Cómo nos gustaría ver la luna bocabajo.



¿Por qué el Teatro Real de Madrid, va a estrenar el próximo 13 de febrero su última opera (con la dirección de ‘Els Comediants’)?

Para vengar la vida breve de Falla.



¿Hay teatros creados con anterioridad que le representan?

En la ‘Comédie Française’ y otros teatros nacionales europeos se puede representar mi teatro actualmente de la forma más sorprendente e incluso arriesgada. O no representarse sin que ni siquiera las masas salgan a manifestar su repulsa por ello.


¿Por qué en su día su “Emperador de Asiria” se hizo en el Royal Nacional Theatre de Londres con el inolvidable Sir Laurence Olivier?

Porque sistemáticamente rueda fortuna no da el triunfo a los mejores, sino a los más conocidos.


Su teatro se publicó, hasta 1977, antes en japonés o griego que en su lengua materna. Por orden de las autoridades. La sarna inteligente prefiere los toros colorados.



La lengua en que se manifiesta y por la que le echaron de El Mundo. No tengo, hélas, ni lenguas maternas ni, comunmente, lenguas chupantes.



Dice usted que no es emigrante sino desterrado.

Puesto que más que de raíces dispongo de piernas.



¿Que piensa del tiempo?

Gracias a un reloj de sol (y de pulsera) cada instante señalaría la hora que más nos apeteciera.



¿Cómo ve el futuro, desde París donde vive?

Menos los adivinos del alto Aragón, todos pueden prever el bajo porvenir.



¿La confusa complejidad actual?

Hace que los problemas cambien de naturaleza para que las ‘soluciones’ parezcan racionales.



¿Y de sexo?

Sólo sé que no sé nada (como de casi todo, Sarita de mis entretelas.)



Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
certificado por
GuiaBlog