Facebook Twitter Google +1     Admin

Esopo no era zopo

20090323201513-p93.jpg

El enfermo y el médico

 

Un enfermo a quien el médico le preguntó cómo estaba dijo que había sudado más de lo normal. El médico dijo: "Eso es bueno". Preguntado una segunda vez cómo se encontraba, dijo que había sido sacudido por escalofríos. El médico volvió a decir que esto era bueno. A la tercera, cuando apareció el médico y le preguntó por su enfermedad, dijo que le había sobrevenido una diarrea. El médico dijo que eso iba bien y se marchó. Uno de sus parientes que vino a verlo le preguntó cómo estaba, el enfermo dijo: "Yo me muero a fuerza de ir bien".

 

[Fábulas / Vida de Esopo. Traducción y notas de P. Bádenas de la Peña. Biblioteca Básica Gredos, Madrid, 2000]

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
certificado por
GuiaBlog