Facebook Twitter Google +1     Admin

El lector de poesía de Robert Graves

20110302193846-5094c97.pjpeg.txt.jpeg

El siguiente objetivo del batallón había sido "El Cuadrángulo", un pequeño bosquecillo antes del bosque de Mametz, donde Siegfried  se distinguió al apoderarse solo de un frente que el Regimiento Real Irlandés no había logrado capturar el día anterior. Se había acercado armado con dos granadas a la luz del día, cubierto por el fuego de un par de rifles, y había hecho huir a los ocupantes de las trincheras. Una hazaña inútil, ya que en vez de hacer señales para pedir refuerzos, se sentó en la trinchera alemana y comenzó a leer un libro de poemas que había traído consigo. Cuando al fin volvió, ni siquiera presentó un informe sobre el hecho. 

Robert Graves. Adiós a todo eso. Traducción de Sergio Pitol. RBA libros, SA, Barcelona, enero 2010.

Comentarios » Ir a formulario

raulherrero

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
certificado por
GuiaBlog